LLMAGAZINE

Revista digital del IES Las Lagunas

Libertad por encima de todo

La regulación de la eutanasia para enfermos incurables tiene en España un amplio apoyo ciudadano. Así lo indican todas las encuestas. La más reciente, realizada por Metroscopia en 2017, dice que el 84% de los encuestados es partidario de permitir la eutanasia en caso de enfermedad incurable (El País, 2 de abril de 2017). Por tanto, ¿debe ser legal la eutanasia? ¿puede realmente una persona en estado evidente de gravedad, hacer una petición independiente y libre de solicitar que se le practique la eutanasia?

 

eutanasia nudo

 

Las personas somos dueñas de nosotras mismas y, por tanto, deberíamos tener el poder y capacidad de elegir. La autonomía del paciente, sin embargo, es un elemento importantísimo de su dignidad, pero no debe ser el único hecho relevante en esta decisión, puesto que también podría afectar, por ejemplo, a personas con diversidad funcional, o que dependan de otras. De ahí que desde el punto de vista moral se puedan plantear dudas sobre la aplicación de la eutanasia a personas que no lo pueden decidir por ellas mismas.

 

Una vida que no se puede vivir dignamente no es un privilegio, sino un castigo, pero la decisión de poner fin a esa vida, no es fácil y habría que diferenciar entre eutanasia activa y eutanasia pasiva. Muchos médicos son partidarios de no prolongar la vida artificialmente, pero no de la práctica de la eutanasia activamente, que sería poner fin a una vida.

 

En conclusión, cada persona tiene que tener la libertad para poder decidir por una misma. En muchos países ese derecho es una realidad. Confiemos en que en el futuro la eutanasia pueda ser regulada de manera que la libertad esté por encima de cualquier otra consideración.

 

Lucía San José Arroyo (B2C)

Escribir un comentario

No se tolerarán comentarios ofensivos.


Código de seguridad
Refescar