LLMAGAZINE

Revista digital del IES Las Lagunas

Más allá

 

Todos los días mueren miles de personas en diferentes circunstancias. Sus cuerpos son incinerados o sepultados bajo tierra y sus familias lloran su muerte, pero ¿qué pasa con el fallecido.

Todas las religiones, en mayor o menos medida, abordan el tema de la muerte. Algunas, como el cristianismo, piensan en una vida después de la muerte. Otras, como el hinduismo, dibujan posibles figuras o castas en las que se convertirá el hombre tras su muerte. Pero, ¿y si no hay nada? ¿Qué pasaría si realmente esta fuera la única vida? Si el ser humano se centra en qué pasará cuando muera, está malgastando un tiempo que nadie le devolverá. Obcecarse en vanidades que no tienen respuesta es perder de vista el verdadero fin de la vida, ser feliz.

masalla

 

No hay pruebas de que exista algo más allá y, del mismo modo, tampoco se tienen certezas de que no exista una vida después de esta. Así que, ¿por qué perder el tiempo y la vida pudiendo disfrutar de ella? Se trata de pasar por la vida, no de que la vida pase por ti. Desesperarnos buscando respuestas a preguntas tan complejas deja seres abúlicos y perdidos en sus propios pensamientos. Mejor morir habiendo vivido y ya luego preocuparse de lo que habrá después. Nadie ha vuelto del más allá, de lo que se obtienen dos posibles conclusiones: que no exista un más allá o que se viva mejor que aquí.

Se puede ser feliz sin pensar en un futuro que quizá no exista; de hecho, quizá se viva mejor.

 

                                                                                                                                  María González Marcos (B2B)

FotoAlumnoMaria

Escribir un comentario

No se tolerarán comentarios ofensivos.


Código de seguridad
Refescar