LLMAGAZINE

Revista digital del IES Las Lagunas

SALUD Y ALIMENTACIÓN

La dieta de los olímpicos

 

Con los Juegos Olímpicos en marcha se han dado a conocer dietas tan variadas como las disciplinas que se desarrollan, pues claro está que dependiendo del entrenamiento, así como de los gustos y la cultura de cada uno, los deportistas llevan una dieta más o menos estricta.

La mayor parte de las dietas de los olímpicos se compone de calorías que duplican a las de una persona con actividad moderada.

El contenido en hidratos en la mayor parte de las dietas de atletas olímpicos, independientemente de las calorías de cada uno, ronda el 55-60% del valor calórico total, mientras que entre un 14 a 19% de las calorías derivan de proteínas y entre 29 y 40% de las calorías son aportadas por grasas.

 

Tres casos particularmente curiosos:

 

Michael Phelps:

 

 PHELPS

El nadador estadounidense. Una persona de complexión normal necesita unas 2 mil calorías al día. Michael Phelps ingiere 4 mil calorías cada vez que se sienta a la mesa llegando a las 12 mil calorías al día. En definitiva. come por seis personas.

¿Podrías desayunar todo esto?:

Tres sandwiches de huevo frito ,Una tortilla de cinco huevos,Dos tazas de café,Una taza de sémola y maíz triturado,Tres porciones de bizcocho de chocolate y Tres rebanadas de pan recubiertas con azúcar.

Todas las mañanas.

 

Usain Bolt:

 

BOLT

Reconoce que durante los Juegos Olímpicos de Pekín se alimentó durante diez días de 100 nuggets de pollo cada día porque la comida china no le convencía. Un cálculo rápido da como resultado 1000 nuggets durante 10 dias con una media de dos cajas por comida.

Bolt estaba consumiendo 4.700 calorías, 295 gramos de grasa y 9,000 miligramos de sodio cada día. Esta dieta aplicada a una persona convencional sería una fuente incalculable de problemas de salud.

 

 

 

 

 

Michael Arnstein:

 

ARNSTEIN

 

Deportista que se autodefinde como "frutariano". Sigue una dieta exclusiva de frutas.

 "He crecido a pasos agigantados en mi carrera desde la adopción de una dieta frutariana. Aparentemente, no hay límites corporales con lo que no puedo hacer".

Hace ocho comidas diarias y todas sin excepción con diferentes frutas. Cuando se va a entrenar por las montañas, carga de frutas el maletero del coche para poder aguantar el ritmo sin problemas.

Escribir un comentario

No se tolerarán comentarios ofensivos.


Código de seguridad
Refescar